Rise of the Runelords

Mascaras

Mientras tanto, Coreen, Dalaniel y Dante esperaban fuera de la mansión foxglove preguntándose que estaba entreteniendo tanto a sus compañeras. Mientras tanto se dieron cuenta de que la población de pajaros habia aumentado de una manera drastica de hecho, empezaban a ser amenazantes.

No fue demasiado sorprendente que intentaran atacarles lanzandose contra su carreta. Las semielfas y el hechicero huyeron despavoridos cuando Coreen escuchó el relinchar histerico de las mulas. Haciendo un esfuerzo casi suidida intentó llevar el carro hacia la puerta destrozada del salón de baile Foxglove. Aunque consiguió llevar el carro hacia la puerta (Bloqueando en parte la acometida de las criaturas antiguamente pajaros y ahora abominaciones nomuertas) no pudo evitar que las mulas se desangraran hasta la muerte.

Acosadas y heridas, creian que la situación no podia ser peor.

Se equivocaban, por supuesto.

Un grito de agonia agitó la oscuridad, un grito de agonia con el tono disonante de la voz de Rima, no muy lejano. Siguiendo la voz, las compañeras llegaron al salón de trofeos y ante la siniestra mirada muerta de la Manticora encontraron el salón vacio.

Aunque hubieran jurado que…

Se escuchó un sonido metalico, como un portazo.

Siguiendo el ruido encontraron una escalera de bajada que llevaba a una humeda y enmohecida cocina, donde un montón de ratas ciegas y enfermas les atacó. Intentarón zafarse de las asquerosas alimañas pero estas conseguian morder en todos los trozos de carne blanda y expuesta que podian.

Cuando la situación parecia mas desesperada, encontraron una puerta y una salida. Allí encontraron al resto de sus compañeras que se habian refugiado aqui y habian escuchado el ruido. La reunión eso si, no fue demasiado calida por que el mal que poseia la casa poseyó a corren que pudo ver la imagen de una horda de gules que atrapaban a Aldern Foxglove.

Algo estaba claro, el mal se escondia bajo las escaleras de caracol. Y el revenant que antes habia sido la esposa de Aldern les llevaba bastante ventaja, habia que seguirla antes que el rastro se enfriase.

Nada mas bajar las escaleras de caracol, las buscadoras se encontraron un complejo de cavernas humedas en las cuales la oscuridad amenazantes denotaba que allí se escondia algo peligroso e inhumano. No fue sino pensar en esa posibilidad cuando un horror alado, un espanto pesadillesco les atacó con enormes fauces y garras a juego. Sin embargo, este horror no podia competir con la resolución del grupo.

Aparte de la guarida del enorme murcielago nomuerto, se pudo ver que los gules habian hecho un festín. Los asquerosos despojos de animales y personas estaban desperdigados por el suelo de la caverna. Algun que otro instrumento de aventurero también estaba entre toda la escoria, al igual que peligrosas esporas que por poco asfixian a Dalaniel.

Sin embargo lo mas sorprendente fue ver que el Revenant no habia estado ocioso, habia matado a media docena de Gules y su rastro fue bastante claro hasta llegar a una puerta, la primera señal de construcción humana.

Dentro encontraron una mesa llena de restos de comida, cubiertos, pinturas, papeles y en definitiva porquería. Un par de mesas donde estaban Aldern convertido en un Ghoul y el cadaver decapitado de su espoda. La locura se podía ver en los ojos del nomuerto, que divagó como si no tuviese nada que ver y echando las culpas a las buscadoras de su infortunada vida. Mientras hablaba Sairoth se sintió atraída por una mancha oscura y fungosa, con forma humana en el fond de la habitación, bajo ella se encontraba una destrozada caja pentagonal.

Resistiendo una voluntad desconocida y poderosa, pudo reponerse a tiempo de ver que el Ghast atacaba a sus compañeras (Y asumiendo la forma de la picara Semielfa) en un ataque maniaco. Y que aparecían figuras de sus esbirros por el tunel que acababan de dejar. La mano ferrea y combativa del grupo consiguió eliminar a Aldern y sus esbirros.

Sin embargo, el mal de la zona seguia siendo una presencia palpable. Una de las manifestaciones era la mascara que llevaba Aldern, hecha con piel humana y poseedora de un oscuro poder.

Comments

Turbiales

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.